30-11-17

En operativo antidrogas en el sur se incautan casi 1.000 kilos de marihuana

En una operación conjunta entre la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad), la Agencia Federal de Inteligencia de Argentina y la DEA de Estados Unidos se logró golpear fuertemente a una estructura que enviaba a droga a distintos países de la región. Se incautaron casi una tonelada de marihuana y más de US$ 500 mil.
f620x350-14579_45597_31.jpg

Según datos de la Senad, el esquema estaría liderado por los hermanos Bareiro Vargas, oriundos de la zona de San Pedro del Paraná, departamento de Itapúa, que ya cuentan con órdenes de captura.

 

El día de ayer a las 5:30, los agentes especiales y miembros de las fuerzas especiales de la Senad llegaron hasta un establecimiento de Yabebyry, en el límite entre Itapúa y Caazapá. El objetivo era interceptar en a camionetas que circulaban en los caminos rurales de la zona.

 

Un helicóptero que sobrevoló la zona hizo que los ocupantes de dos camionetas escaparan. Ambos vehículos fueron seguidos por los antidrogas y, al alcanzarlos, hubo un tiroteo.

 

Una de camionetas, que se trasladaba 912 kilos de marihuana, volcó mientras que la otra culminó su recorrido hasta quedar abandonada. En su interior se hallaron armas de uso militar.

 

Otro cuerpo de agentes interceptó un tercer vehículo conducido por Ever Vargas, quien fue capturado. El mismo abastecía de combustible a las aeronaves que realizaban el tráfico de droga. La acción tuvo lugar a metros de la base de almacenamiento.

 

Una aeronave que estuvo a punto de descender en el punto retomó el vuelo en respuesta al despliegue operativo, siempre según la información de la Senad.

 

En la pista clandestina intervenida, los antidrogas hallaron dos aeronaves Cessna, tambores con combustible para aviación e implementos para el abastecimiento, elementos de comunicación y documentaciones varias.

 

Los delincuentes contaban con un hotel, una estación de servicios y una lujosa residencia en un punto céntrico de la ciudad de San Pedro del Paraná. En el inmueble, perteneciente a Wilfrido Bareiro Vargas, fueron decomisados unos US$ 510 mil y dos camionetas, además de documentos de relevancia.

 

Los narcotraficantes, en promedio realizaban dos vuelos al día con destino a Argentina y Chile principalmente.

 

La zona de embarque y desembarque está inmersa en el interior de un extenso predio rural con pista clandestina. La organización contaba con "campanas”, pobladores que daban aviso de cualquier movimiento a los líderes de la estructura.